Salud y Sostenibilidad Ambiental

salud

El catálogo de riesgos ambientales para la salud es muy amplio, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo: desde problemas de máxima actualidad, como el cambio climático por acúmulo de gases de efecto invernadero, pasando por la contaminación química, biológica y radiactiva del aire, agua, suelo y alimentos, y continuando con otros, como el adelgazamiento de la capa de ozono, la desertificación cada vez mayor de grande extensiones de terreno, la acumulación de millones de toneladas de residuos tóxicos, la exposición al polen de diferentes especies vegetales a las radiaciones electromagnéticas naturales o artificiales, a animales (zoonosis) y vectores transmisores de patógenos, a viviendas o entornos insalubres, a olas de calor o de frío, al ruido, etc. Aunque todos los grupos de población se ven potencialmente expuestos la mayor vulnerabilidad recae en los niños, embarazadas, ancianos, enfermos crónicos y personas sin recursos.


La sociedad, cada vez más concienciada con los problemas ambientales, se preocupa cada vez en mayor medida por las repercusiones que poseen algunos factores ambientales sobre la salud de la población. La encuesta europea Eurobarómetro mostró como el 89% de los ciudadanos de la Unión Europea expresaron su preocupación por los efectos potenciales sobre la salud de los factores ambientales.

Dicha preocupación queda reflejado en datos derivados de evaluaciones como las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que alrededor de un 25% del conjunto de enfermedades de la población y el 23% de la mortalidad prematura se puede atribuir a factores ambientales. Por su parte datos de la Unión Europea estima que 60.000 muertes anuales en 124 ciudades europeas son debidas a la exposición a largo plazo a la contaminación por partículas. El Plan Nacional de Salud Ambiental de Francia señala que entre un 7% y un 25% de los cánceres registrados en ese país, podrían ser imputados a factores ambientales. En el caso de España, se estima que 16.000 muertes son debidas a la contaminación atmosférica.

Las consecuencias negativas de la  interacción del hombre con su entorno han tenido como resultado, no solo afecciones que han degradado la calidad del medio, sino consecuencias sobre la calidad de nuestra salud.

Tradicionalmente esta pérdida de calidad del medio se ha asumido como consecuencia del desarrollo necesario de nuestras sociedades, si bien actualmente, se reclama como derecho fundamental, el derecho a disfrutar de un ambiente sano y seguro por parte de la población, sin tener que renunciar a un desarrollo adecuado de nuestras economías.

Parte de los problemas de salud que afectan a nuestras sociedades se basan en parte en las decisiones que como individuos toma cada ciudadano, relacionado con sus hábitos de vida, alimentación, etc., no obstante, los efectos sobre la salud de ciertos factores ambientales, no pueden ser corregidos con decisiones individuales, sino que deben ser velados por las administraciones públicas, que tienen el deber de proveer de un entorno sano y seguro.

Numerosos estudios e informes han puesto de relieve la magnitud de los efectos asociados a factores medioambientales. Algunos datos procedentes de algunos de esos estudios pueden ayudar a percibir la manera en que tales factores influyen en nuestra salud:

- Se estima que alrededor del 20% de la incidencia total de enfermedades puede achacarse a factores ambientales.

- Anualmente cerca de 400.000 fallecimientos en la UE son atribuibles a la contaminación atmosférica. De ellos, aproximadamente 20.000 en España.

- En Europa, el asma no ha dejado de aumentar en los últimos 30 años. En la actualidad afecta a un niño de cada siete. El humo de tabaco, la contaminación atmosférica, el polen, son factores que contribuyen a esta situación.

- En Europa, unos 10 millones de personas están expuestas a niveles de ruido ambiente que pueden provocar una pérdida auditiva.

- Enfermedades como la leucemia infantil, en cuya génesis podrían jugar un papel importante determinados factores medioambientales, (campos electromagnéticos, productos químicos) están aumentando.

- Las dioxinas y otros contaminantes orgánicos persistentes (COPs), como los plaguicidas o los PCBs (bifenilos policlorados), pueden llegar al feto en el útero y aumentar el riesgo de abortos y malformaciones congénitas.

- En algunos lugares de Europa hasta el 10% de los lactantes desarrollan incapacidades mentales o físicas provocadas por la exposición al plomo, mercurio, PCBs y otras sustancias químicas.

- Constituye una importante fuente de preocupación la aparición de nuevas enfermedades infecciosas (gripe aviar) y la reemergencia de otras antiguas (hidatidosis, leishmaniasis) transmitidas por animales (zoonosis) y vectores.

La Unión Europea en 2003 puso en marcha la Estrategia Europea de Medioambiente y Salud cuyo objetivo global es reducir las enfermedades que provocan en Europa los factores medioambientales. Esta Estrategia Europea de Medioambiente y Salud prevé que durante el primer ciclo (hasta 2010) de los varios que contempla la estrategia, las actuaciones que se desarrollen estén centradas en los siguientes efectos en salud:

- enfermedades respiratorias, asma, alergias

- trastornos del desarrollo neurológico

- cáncer infantil

- efectos de la perturbación endocrina

Simultáneamente, durante la cuarta Conferencia Ministerial de Salud y Medioambiente celebrada en Budapest en Junio de 2004 se presentó y aprobó el plan CEHAPE (Children’s Environment and Health Action Plan for Europe), es decir, el Plan infantil de Medioambiente y Salud en Europa, plan que los países participantes, entre los que se encuentra España, se comprometen a desarrollar mediante planes nacionales que contemplen los objetivos prioritarios fijados. Dichos objetivos se refieren a las siguientes áreas: Agua y saneamiento, Accidentes, Calidad del aire  y de ambientes interiores, Riesgos físicos y químicos.

1. ENFOQUE INTEGRADO

Las relaciones existentes entre nuestras actividades y el entorno generan complejas interacciones que afectan directa e indirectamente sobre la calidad de nuestro medio y por tanto sobre nuestra salud, siendo los grupos de población más vulnerables (niños, asmáticos, ancianos, embarazadas, etc.) los que más sufren las consecuencias de las afecciones de forma más acusada.

Se ha observado que no siempre la exposición de un elemento provoca efectos directos y significativos sobre la salud de una población dada, existen casos en los que la interacción de distintas sustancias contaminantes en el cuerpo humano a través de una exposición prolongada durante varias décadas, a niveles de exposición mínimo, puede tener un efecto significativo en la salud de los ciudadanos expuestos.

Estas evidencias provoca que la complejidad de la problemática que se aborda a la hora de analizar los efectos ambientales sobre la salud requiere adoptar nuevos planteamiento integradores y abordar con mayor intensidad el análisis y la investigación de esta materia.

Hasta el momento, las políticas y medidas ambientales se han centrado en el control de determinados contaminantes en medios concretos (atmosférico, hídrico, sólido, etc.). No obstante, no se han tenido en cuenta ni la interacción y ni el desplazamiento de dichos contaminantes en distintos medios y la acción combinada, acumulativa o sinérgica de diferentes sustancias sobre la salud.

Las actuales políticas, medidas e instrumentos ambientales no tienen en cuenta esta realidad, en parte por falta de información y conocimiento, y en parte por déficits en las políticas y en la legislación ambiental.

Es por ello que es necesario iniciar las acciones necesarias para poder adquirir una visión en conjunto, que amplíe los actuales vínculos entre algunos factores ambientales y determinados efectos sobre la salud, así como las medidas preventivas necesarias para minimizar las exposiciones en los que se tenga un conocimiento suficiente.

2. ANTECEDENTES

Actualmente están en marcha distintas iniciativas en materia de salud y medio ambiente que están iniciando la adopción de este enfoque integrado. En este sentido, los antecedentes más importantes son:

Nivel Internacional

A nivel internacional los mayores esfuerzos se están desarrollando por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde los hitos más importantes son los siguientes:

- Carta Europea sobre el Medio Ambiente y la Salud: adoptado en Francfort en 1989 por los ministros de medio ambiente y sanidad de la OMS de la región europea, seguida por las declaraciones de Helsinki (1994), Londres (1999) y Budapest (2004). En esta carta se fija como objetivo principal la cooperación tanto intersectorial como internacional, para poder abordar todos los retos que se presentan.

A partir de estas acciones se han ido desarrollado en las últimas dos década distintas actividades en las que destacan las siguientes:

- Protocolo sobre Agua y Salud de la Convención del Agua: Aprobada en 1999 en la Tercera Conferencia Ministerial de Londres, se adopta un protocolo que constituye el primer instrumento jurídico internacional para la prevención, el control y la reducción de enfermedades relacionadas con el agua. El protocolo entró en vigor en 2005 y ha sido ratificado por 22 países.

- Protección de la salud del cambio climático: Dada la evidencia de los efectos en la salud del cambio climático, se inició un programa específico que ha ido elaborando métodos y herramientas para salvaguardar la salud e indicar a los países sobre cómo prevenir y reducir la carga sanitaria.

- Programa paneuropeo de Transportes, Medio Ambiente y Salud (PEP): iniciativa conjunta entre la OMS y la Comisión Económica para Europa de Naciones Unidas, que comenzó el año 2002, que se centra en el transporte urbano, la movilidad sostenible y la integración del medio ambiente y la salud en las políticas de transporte.

- Estudio de medio ambiente y salud para niños: importante estudio de la OMS de 2004, que determino al sector infantil como el grupo de población más sensible a los efectos ambientales. Se estima que un tercio de la morbilidad en niños y adolescentes menores de 19 años se debe a factores ambientales.

- Plan de Acción sobre Medio Ambiente y Salud para los Niños en Europa (CEHAPE):aprobada en 2004 en Budapest, centra la prioridad en la lucha contra aquellos factores que se han identificado como más sensibles para el sector de población más joven.

- Guía Mundial de Calidad del Aire: editada por la OMS en 2005,  marca las directrices para Europa sobre la calidad del aire.

- Sistema de Información Europea de Medio Ambiente y  Salud (ENHIS): lanzado en 2007, constituye una iniciativa internacional con el apoyo de la Comisión Europea, que permitirá poder realizar evaluaciones sobre distintas temáticas referidas sobre la salud y el medio ambiente.

- Parma 2010: la siguiente cita más importante de la OMS en Europa es la que se celebrará en Parma en el año 2010, cuya preparación ha conllevado la celebración de las siguientes citas:

o Primera reunión Preparatoria de Alto Nivel. Milán (Italia) del 10 al 12 de marzo de 2008.

o  Simposium Internacional de la Salud Pública sobre la investigación del ambiente y de la salud. Madrid (España) del 20 al 22 de Octubre de 2008.

o Segunda Reunión Preparatoria del Alto Nivel. Madrid (España) del 22 al 24 de Octubre de 2008.

o Diálogo de la política en la reforma y las estaciones sanitario-epidemiológicas (SANEPIDs) de la salud pública en los países de Europa Oriental, del Cáucaso y de Asia Central. Bishkek, Kyrgvztan del 10 al 12 de noviembre de 2008.

o  Reunión temática sobre ambientes sanos. Luxemburgo, del 28 al 29 de enero de 2009.

o  Tercera Reunión Preparatoria de Alto Nivel. Bonn (Alemania) del 27 al 29 de abril de 2009

Nivel Europeo

En la escena europea la Unión ha desarrollado distintas políticas parciales sobre ciertas sustancias o factores ambientales contaminantes que afectan a la salud, iniciando políticas integrales en materia de sanidad ambiental, a partir del desarrollo de la Estrategia Europea de Medio Ambiente y Salud del año 2003. A continuación se describen los principales antecedentes:

- Estrategia Europea de Medio Ambiente y Salud (2003): Establece las bases para desarrollar acciones a largo plazo en la materia, basado en una cooperación más estrecha entre los ámbitos de la salud, el medio ambiente y la investigación. Dada la complejidad y envergadura de la materia a abordar, se establece una estrategia de largo plazo que sea desarrollado a través de varios ciclos mediante la aplicación de Planes de Acción. En este sentido, actualmente está en desarrollo el primer Plan de acción correspondiente al período 2004 a 2010.

- Plan de Acción Europeo de Medio Ambiente y Salud (2004-2010) de la Comisión:Este plan tiene como misión el desarrollo del primer ciclo de la Estrategia Europea y se centra en tres temas principales:

  • Mejorar la cadena de información para comprender los vínculos existentes entre fuentes de contaminación y efectos sanitarios.
  • Completar los conocimientos reforzando la investigación y buscando soluciones a los nuevos problemas que se plantean en materia de medio ambiente y salud.
  • Revisar las políticas y mejorar la comunicación.

Bajo estos ejes se han definido un total de 13 acciones que desarrolla cada uno de ellos. En el año 2007 la Comisión Europea realiza una revisión intermedia del Plan de Acción que muestra los avances alcanzados y las iniciativas impulsados, concluyendo en la necesidad de seguir reforzando los esfuerzos, especialmente en la explotación de los resultados de los proyectos de investigación y en la recogida de datos, y además de en la colaboración entre administraciones, con el fin de poder posteriormente plasmarlos en las políticas correspondientes.

No obstante, existe un amplio desarrollo de iniciativas en relación a aspectos concretos que completan las acciones europeas en la materia. A continuación se destacan aquellas que se han identificado como más importantes

Nivel Nacional

A nivel de España se está preparando un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente en España que aún está en proceso de elaboración, donde se han elaborado diversos documentos preparatorios y donde se pretende dar respuesta a las iniciativas internacionales y europeas que están puestas en marcha.

En este mismo sentido, a nivel autonómico, destaca la Comunidad Autónoma de Andalucía con el desarrollo del Plan Andaluz de Salud Ambiental 2008-2012, que contempla entre sus objetivos prioritarios el desarrollo de entornos más saludables, con la identificación de los aspectos ambientales que inciden negativamente en la salud e invertir para su corrección, mediante medidas integrales e intersectoriales, a la vez que dotarse de instrumentos de vigilancia y seguimiento, protocolos integrados y potenciar la formación y la investigación en materia de salud y medio ambiente. En este sentido, para realizar el seguimiento de dicho plan entre otros cometidos, se ha creado el Observatorio Andaluz de Salud y Medio Ambiente.

3. LA ACCIÓN DE GREEN CROSS

Green Cross, organización fundada en 1993 por Mikhail Gorbachev, tiene como misión principal la búsqueda de modelos sociales más sostenibles y seguros, fomentando el diálogo entre las culturas, mediante la adecuada gestión de los recursos naturales y  favoreciendo la cooperación y la concertación.

Bajo esta perspectiva entre sus líneas de acción a nivel internacional se han llevado a cabo programas como “SocMed” (Programa Social, Cuidados Médicos y Educación), que actúa en áreas en los que han existido conflictos o incidentes sociales que han generado una degradación ambiental, y donde se implantan programas integrales que aúnan acciones en materia de asistencia sanitaria, recuperación del entorno, apoyo social y educativo. Asimismo, existe un programa internacional de restauración de zonas degradadas en ámbitos que han sufrido conflictos bélicos, que tiene como fin restaurar la calidad ambiental, prestando especial atención a la recuperación de un ambiente saludable.

Por tanto, Green Cross lucha por que las distintas sociedades puedan desarrollarse de forma sostenible en un entorno seguro y saludable, mediante el mantenimiento de la calidad ambiental de los territorios donde se asienta y haciendo frente a los retos globales a los que la humanidad está llamado a afrontar de manera integral.

Green Cross España, mediante la aplicación de los principios fundamentales de la organización, quiere fomentar al desarrollo de una política integrada de salud y desarrollo sostenible, que afronte la complejidad de la materia y aplicando un enfoque integrado que exige redoblar los esfuerzos de entendimiento entre todos los actores implicados, reformulando las políticas y herramientas existentes y ahondando en el conocimiento en las complejas relaciones entre la alteración de diferentes factores ambientales de manera combinada y la salud pública de nuestra sociedad.

En este sentido, los objetivos fundamentales que Green Cross se marca en su acción en materia de Salud y Desarrollo Sostenible, son los siguientes:

- Fomentar el diálogo social y la concertación para promover modelos de desarrollo más seguros que mantengan entornos ambientales de calidad y saludables.

- Fomentar la investigación en materia de salud y desarrollo sostenible.

- Fomentar la recopilación, el intercambio y el análisis de datos en materia de salud y desarrollo sostenible.

- Promover políticas e instrumentos que integren los aspectos de salud en las evaluaciones ambientales y reduzcan los riesgos de exposición de factores ambientales nocivos

- Fomentar la concienciación social sobre la materia, mediante la realización de distintas campañas de sensibilización.

4. ÁMBITOS DE ACTUACIÓN

Siguiendo la situación a nivel internacional, europeo y nacional y en concordancia con las iniciativas puestas en marcha se han identificado los siguientes ámbitos de actuación.

Mejora de la información, la evaluación y fomento de la investigación

La complejidad del estudio de la relación entre problemas en la salud con la exposición de factores ambientales, exige que por un lado que las administraciones públicas colaboren para establecer sistemas de información y redes de vigilancia que permita analizar y extraer resultados concluyentes sobre los efectos de la salud de determinadas afecciones ambientales.

Por otro lado, se reconoce la necesidad de fomentar la investigación en la materia, apoyando grupos de investigación interdisciplinar e investigación básica, que permita progresivamente ahondar en el conocimiento y obtener nuevas herramientas de diagnóstico, protocolos de actuación, herramientas de gestión y adopción de medidas preventivas y de corrección.

Finalmente, dada las limitaciones existentes en los estudio sobre la salud, existen importantes debates sobre la mejor forma de integrar los análisis de salud en las evaluaciones ambientales para la toma de decisiones, tanto de políticas, planes, programas y proyectos.

Seguridad Química La gran proliferación de nuevos productos químicos, se estima que actualmente más de 100.000 sustancias químicas diferentes se comercializan en la Unión Europea, ha permitido el desarrollo de numerosos servicios a nuestras sociedades si bien en algunos casos ha generado efectos desfavorables no previstos sobre la salud. Muchos de estos productos químicos se acumulan en nuestro entorno, nos afectan de distinta forma y alcanzan la cadena alimentaria, estando muchas de ellas relacionadas con algunos tipos de cáncer, alergias y desórdenes reproductivos.

La reciente normativa de regulación basado en el Reglamento REACH (acrónimo en inglés de Registro, Evaluación y Autorización de Sustancias y Preparados Químicos), ha permitido unificar más de 40 normas diferentes de la Unión Europea y crear la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, que gestionará el desarrollo de la Directiva.

En este sentido se aborda distintos grupos de sustancias: dionxinas, PCBs, metales pesados, alteradores endicrinos, etc.

Como asimismo, se analiza sus efectos y medidas de mitigación en distintos medios: atmosférica (calidad del aire exterior e interior), hídrico y en suelos.

Seguridad radiológica y electromagnética

En los últimos años ha existido una amplia preocupación en relación a la exposición a campos electromagnéticos (CEM), causado principalmente por la telefonía móvil, los tendidos de alta tensión y transformadores eléctricos, además de otros tipos de exposiciones radiológicas. En este sentido, se está avanzando sobre el actual conocimiento científico sobre este tipo de exposiciones, se han marcado reglamentaciones preventivas y se sigue analizando las posibles repercusiones a largo plazo, a grupos de población más vulnerables y los efectos combinados con otros contaminantes o exposiciones de distinta naturaleza.

Seguridad alimentaria

El sector agroalimentario, es uno de los sectores más ligados a los ecosistemas, que más afectado está por las afecciones ambientales que sufre como genera numerosos impactos que exigen cambios en su producción, que por un lado satisfaga la demanda necesaria como respete los ecosistemas y la salud humana.

El consumidor demanda cada vez más, productos sanos y seguros, que ofrezcan mayores garantías e información sobre el origen de las materias primas y sus modos de producción, elaboración, manipulación y comercialización.

Bajo esta temática se desarrollan debates de gran calado como el desarrollo de la agricultura ecológica, el control y la gestión de los cultivos transgénicos, la situación de pobreza global y la problemática de un comercio justo.

Seguridad Climática: Salud y Cambio Climático

El clima condiciona en gran medida la salud y bienestar de los seres humanos, y su cambio, por factores antropológicos, implica la alternación de los sistemas biofísicos y ecológicos, que repercuten sobre múltiples aspectos sanitarios.

En este sentido, existen profundos debates entorno a temas como los problemas de desplazamiento de enfermedades propias de otros sistemas climáticos, fenómenos meteorológicos extremos, alteración en la producción de alimentos, desplazamientos demográficos, etc., son sólo algunas de las más importantes consecuencias.