Innovación y Tecnologías apropiadas

tecnologia

El imperativo del desarrollo sostenible en conciliar el desarrollo de las generaciones presentes y venideras de tal forma que no se comprometan los recursos y servicios ambientales, exige de forma necesaria el desarrollo de lo que se ha denominado la innovación y tecnología ambiental, cuya misión no es otra que desarrollar técnicas, prácticas, sistemas y productos sustitutorios que logren, al menos, minimizar los impactos ambientales (en su sentido más amplio) que presentan las actuales alternativas.

La innovación y tecnología ambiental se caracteriza, por tanto, por un alto grado de diversidad y heterogeneidad de materias y ámbitos de aplicación, de naturaleza interdisciplinaria que deben ser aplicadas a cualquier fase de la cadena de producción y consumo.

Actualmente, se ha pasado de una concepción conservadora en el que la tecnología ambiental se consideraba como un factor de coste adicional, perjudicando la competitividad de las empresas y los Estados para considerarlos como una oportunidad económica y competitiva, que permite alcanzar una posición de liderazgo los mercados globales. Este cambio de concepción ha permitido un gran desarrollo de este sector y una posibilidad de alcanzar modelos de producción más sostenibles.

Además de los sectores más clásicos o con un mayor recorrido dentro de la tecnología ambiental: agua, energía, residuos, descontaminación de suelos, etc., ahora se suman nuevos sectores como son la biotecnología, la nanotecnología, la tecnología de los materiales, etc. e incluso la biomética (imitación a la Naturaleza) que consiste en la aplicación, en ámbitos que abarcan desde la arquitectura o el automovilismo hasta las ciencias políticas y sociológicas, de los métodos y sistemas con los que cuenta la Naturaleza que, a través de millones de años, ha ido perfeccionando y haciendo efectivos en la resolución de problemas reales.

Uno de los aspectos calves, es que muchas de las propuestas que se catalogan como innovación o tecnología ambiental, no cumplen en muchas ocasiones los criterios mínimos necesarios. En este sentido, las tecnologías ambientales deberían contribuir a afrontar varios retos, como el cambio global, el agotamiento de los recursos naturales y los servicios ambientales, la proporción de entornos saludables, la adaptación en la implantación de las tecnologías e innovaciones ambientales a las realidades ambientales y sociales de cada lugar y permitir un desarrollo económico con equidad y justicia social.

Todavía existe mucha incertidumbre y debate, por su complejidad, entorno al impacto ambiental, económico y social que puede causar ciertas formas de tecnología. Por ello Green Cross España aboga por:

- Desarrollar una comprensión más profunda sobre los impactos ambientales que se generan ya que los actuales modelos de valoración son tendentes a ser demasiado simples y omiten análisis más globales, efectos sinérgicos e indirectos que contemplen las interdependencias entre distintas sociedades y sus entornos ambientales. Ahondar en dichas investigaciones permitiría una mejor orientación de las políticas y de las decisiones sobre las inversiones en investigación y desarrollo de tecnologías.

- Desarrollar programas de investigación a largo plazo que pueda hacer posible alcanzar modelos sociales y económicos más sostenibles, sin perder la visión de desarrollar estrategias a corto plazo que, asegurando una mejora continua, permita tecnologías de transición que ayuden a recorrer el camino hacia sistemas de producción más eficientes y de bajo impacto.