Biodiversidad y Territorio

biodiversidad

El término “biodiversidad”, si bien de compleja definición, refleja el conjunto de la cantidad, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos y sus relaciones. La biodiversidad, abarca todos los organismos vivos (desde las bacterias más simples a los seres vivos más complejos), en todos su medios. A pesar de todos los inventarios realizados, se estima que sólo se conoce el 10% (aproximadamente 1,5 millones de especies) de la biodiversidad mundial total (estimado entre 3,5 y 100 millones de especies),actualmente, se viene constatando una acelerada extinción de especies, en las últimas décadas, producidas por distintos y diversos procesos que en su mayor parte han sido desencadenados por factores antrópicos.

La globalización de los problemas ambientales, el agotamiento de los recursos, la degradación  acelerada del entorno, la ocupación desordenada del territorio y otros efectos, está provocando una pérdida acelerada de biodiversidad, de recursos tanto florísticos como faunísticos, que algunos están calificando como la 6º Extinción mundial.

Acción de la Comunidad Internacional

El mayor hito relacionado con la protección de la Biodiversidad, es el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica hecho público en la Cumbre de la Tierra de Naciones Unidas de Río de Janeiro en 1992. Si bien son muchos los tratados internacionales, acuerdos, figuras de protección internacional y nacional que se han suscrito con el fin de proteger distintos ecosistemas y especies que en su conjunto buscan esa protección de la biodiversidad.

En Europa este Convenio queda desarrollado por la Estrategia Europea en materia de Biodiversidad de 1998 y a nivel nacional por la Estrategia Española para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica de 1999 y la Estrategia Local y Sistema de Indicadores para la Conservación y el Incremento de la Biodiversidad.

Los servicios ambientales de la biodiversidad

 Green Cross vela porque la protección de la biodiversidad como valor no sólo en sí mismo, con valor cultural, sino como valor y activo económico y real para el desarrollo de nuestras sociedades y como derecho fundamental de disfrutar un adecuado entorno, donde la biodiversidad juega un papel fundamental. En este sentido, la biodiversidad es responsable o colabora de forma decisiva con multitud de funciones y servicios que proveen nuestros ecosistemas del que dependen de forma vital nuestras sociedades.

El estudio de los servicios de la biodiversidad es un actual campo de investigación, donde se han ido definiendo distintos servicios identificados (ver Groot-2006 y Constanza -1997) que proveen a la humanidad funciones como son la regulación atmosférica (equilibrio de dióxido de carbono, ozono, contaminantes, etc.) climática, regulación hídrica, sujeción y formación de suelo, formación de nutrientes, control biológico, procesado de residuos, función de refugio, criadero, comida (vegetal y animal), energía,  etc., provisión de materias primas, recursos genéticos, fármacos, materiales de construcción,  funciones paisajísticas, recreativas, turísticas, culturales, espirituales, históricos, y un largo etcétera.

Green Cross aboga por una mayor profundización en el estudio de los vínculos existentes entre biodiversidad, funciones suministradoras de servicios y sociedad, donde las disciplinas científicas de carácter sectorial han demostrado un escaso éxito y por lo cual se debería fomentar una ciencia interdisciplinar dedicada a este campo de estudio, donde la dimensión humana en la dinámica de los ecosistemas sea incluida y donde se entienda que los ecosistemas son los responsables últimos del flujo de servicios de los que depende el bienestar humano.